Termas Montbrió o cualquier otra

Si quiere probar una experiencia nueva, sensaciones modernas que inventaron los romanos y los griegos y que no olvidaron los árabe, conozca de cerca unas termas y cuéntenos.
En Montbrió se pueden disfrutar hasta de 50 experiencias distintas en aguas calientes, templadas o frías. En aguas con burbujas o con tremenda fuerza que te dobla, en agua que llueve y te permite soñar si cierras los ojos o que te masajea cualquier parte del cuerpo. Una zona recreada a modo de termas romanas y una sauna grande completan el espacio lúdico y elegante junto a un símil de río que te arrastra con sus aguas.
No es publicidad, dios me libre porque pagué religiosamente la entrada con otras 3 personas. Si quieren que hable de algún sitio no tienen más que avisarme, y nosotros vamos a observar y ellos se la juegan, pero eso si, que sea a un precio razonable o no iré. En este caso el precio me parece algo caro, selectivo diría, pero hay un pequeño truco. En vez de sacar las entradas en el hotel, cómprenlas en una agencia de viajes de su ciudad con el programa de Hotel Plus. Lo que cuesta 30 euros por persona se convierte en 15 euros. Incluido el alquiler del albornoz, la taquilla y el regalo de las zapatillas y el gorrito.
Una tarde distinta, excelente y relajante y un regalo para el día de los enamorados que es distinto al ramo de rosas rojas.
Poco a poco irán creciendo estos lugares de recreo con agua, porque en verdad es un juego para adultos que merece la pena conocer.