Biocumbustibles

No entiendo suficiente de biocumbustibles como para opinar en serio. Pero la euforia de la noticia me produce dudas.
Los ciudadanos de los países pobres tienen que seguir comiendo igual que ahora, a precios baratos, con alimentos que si se emplean en hacer combustible encarecerán su precio hasta que los puedan hacer imposibles para muchas familias. El maíz en Méjico ya produjo conflictos.
Igual es que no tengo ni idea.