El balcón mentiroso

Muchas cosas no son lo que parecen, y a veces nos engañan tanto que convencen incluso a quien las inventa.
Este piso es un cuarto de altura, es decir, desde la calle se ve pero a lo lejos. Para todos nosotros es un balcón normal decorado en verde y cuidado con mimo. Pero visto desde la casa de enfrente y aunque en la imagen no lo aparente, todas las verduras que se ven son de plástico. Es una idea fabulosa, crear un bosque en tu balcón con plástico de los chinos, y dar el pego a los vecinos.
¿Acaso el propio dueño del piso se estará engañando y creerá que son plantas de verdad?
Estamos en época de vender plástico de los chinos por verdades que nacen, crecen y se mueren dependiendo de cómo las cuidas.
Tendremos que mirar de cerca para asegurarnos de que no nos engañan.