Está de moda no mirar la realidad que nos envuelve

La realidad se impone, nos gusta mirar la mentira, la pantalla irreal, lo que no sucede en el momento, lo que nos enseñan enlatado. No miramos lo que nos está sucediendo alrededor pues creemos que en solo envoltorio. La importancia está en lo que nos creemos moderno. Son modas 3.0.