12.6.22

El mundo se mueve hacia el conflicto. Es lógico


Ya sé que no tenemos ninguna duda de que el actual mundo está globalizado para lo bueno y para lo malo, lo estamos viendo bien con la invasión de Ucrania. Argelia castiga a España, previsiblemente como respuesta a la ayuda de nuestro país a Ucrania. En el fondo los saharauis les importan mucho menos a Argelia que lo que le importa Rusia, y viceversa.

Leemos que Israel, China, los EEUU y la propia Rusia están probando y diseñando nuevas armas, totalmente diferentes, con conceptos de defensa o de ataque para los que necesitan campos de batalla reales. Tampoco nada nueva en este mundo interconectado en donde la energía es un activo imprescindible.

¿Hasta dónde subirá la energía? Y sobre todo… ¿de qué manera sus precios son realmente armas de destrucción social en un mundo intercomunicado en el instante? Yo impido la llegada del girasol o el maíz, y espero en la otra punta del mundo que eso edifique conflictos y respuestas. 

El mundo se mueve a base de conflictos. Y eso es cierto, aunque no nos guste nada, y es además histórico. Así que tras unas décadas de calma en los países occidentales, desde 1945 hasta 2008, toca ahora ir preparando la mente, las ideas y los futuros. No hay otra.

No hay comentarios: