Joaquín Leguina representa el peligro de hacerse mayor y convertirse en trastero

Joaquín Leguina es un señor peligroso pues se cree socialista y se ha convertido en un súper conservador mental de aúpa. Parece un iluminado o un abuelo cebolleta con la voz lenta del que sabe tener toda la razón y que nunca entiende por qué los que le rodean no lo tienen tan claro como él. Claro que su forma de pensar es muy común en estos tiempos, lo malo son los trasvestismos mentales o el haber sido Presidente de Madrid escondiendo gran parte de lo que en realidad pensaba. El daño que se hace a la política con estas formas extrañas es enorme, el ciudadano ya nunca sabe en quien confiar pues cuando se gestiona se habla de una manera por acción u omisión, y cuando te han mandado al trastero de otra bien distinta. Ahora presenta un nuevo libro y aprovecha para salir por los medios dando caña a los socialistas que dan la cara. Tertuliano que da caña encaja perfectamente con los animales de la voz vieja. Joaquín Leguina aunque se vista de moderno es un peligroso antiguo político y él mismo lo sabe.