Páginas

28.11.15

Yo no estoy a favor del actual pacto antiyihadista

Algunos partidos y muchas personas no estamos a favor de firmar este pacto antiyihadista y lo lógico es explicar los motivos, pues nada hay como aclarar los posicionamientos.

El pacto antiyihadista se negoció entre dos partidos políticos en España. Sólo fueron invitados a su construcción dos grandes partidos políticos sin posibilidades de negociación para el resto. Y en el camino de la negociación se dejaron fuera asuntos que considero claves para la defensa no guerrera de la actual situación.

En ningún momento he escuchado a ninguno de los grupos que NO han firmado este pacto antiyihadista decir que la inmensa mayoría de sus 8 apartados sean contrarios a sus ideas de paz, de resolver problemas, de comprender que la situación hay que gestionar bien.

Ninguno de los que nos posicionamos en contra de firmar este pacto antiyihadista estamos a favor del terrorismo, de los violentos, de la violencia, de quedarnos quietos esperando a que toda violencia suceda sin que prestemos alternativas, defensas sociales, defensas activas, ideas efectivas para resolver la situación actual.

Pero aceptando que la inmensa mayoría de sus 8 artículos son positivos: ¿alguien me puede explicar por qué tienen que ser 8 puntos y no 10? Han quedado fuera de ese pacto antiyihadista asuntos que muchos consideramos imprescindibles para defendernos del actual terrorismo mundial, como son el control del armamento y sus ventas tras la fabricación controlada por multinacionales de la guerra, como sería legislar para presionar muy duramente a los países que apoyan desde la economía a los grupos terroristas por diversos motivos, como tiene que ser el aprender a ser capaces de ofrecer soluciones a las sociedades que sufren las violencias y que son un caldo de cultivo perfecto para crear más violencias.

Personalmente estaría a favor del pacto antiyihadista de España si se pudiera negociar entre todos y añadir algunos aspectos que yo considero importantísimos para defendernos. Ir a firmar como meros comparsas y en silencio, me parece una idiotez política, pues se firma lo que se plasma en el papel pero también lo que no se ha querido plasmar en el mismoa acuerdo.

Julio M. Puente Mateo