Páginas

3.1.18

Ciudades y edificios más verdes. Es inevitable

La empresa Tecnalia ha publicado un informe donde indica que para el año 2050 se espera que la población mundial se duplique absorbiendo las ciudades el 70% de la población mundial. Por este motivo, las ciudades supondrán un problema casi único para el ecosistema del planeta, pues para entonces consumirán casi hasta el 100% de los recursos energéticos de la Tierra.

Con este análisis de futuro, hay que apostar cada vez más por un tipo de arquitectura que se adapte a las nuevas demandas que presentarán las ciudades del futuro, capaces de hacer un uso más eficiente de los recursos y disminuir los niveles de contaminación. Hay que trabajar mucho más en convertir las ciudades en habitables, sostenibles, humanas y verdes.

Ya existen nuevos prototipos de ciudades y edificios sostenibles que formarán parte de una red de urbes pulmón en las que el verde será el protagonista; con construcciones predominantemente verticales, que incorporarán en sus fachadas árboles y jardines, para compensar la contaminación inevitable (de momento) de las ciudades. Má en aquellas ciudades industriales donde la contaminación es más compleja de controlar desde los Ayuntamientos.

Las ciudades deben ser menos grises y más verdes, con menos coches y con un control de su tamaño, con industrial más controladas y alejadas de los núcleos masificados, intentar que las ciudades sean más verticales y con pulmones verdes en su interior, y que no sobrepasen entre los 500.000 y el millón de habitantes. Es decir, más ciudades para que estas no tengan un crecimiento excesivo.


Parte de la nota y la imagen es de un texto de Heraldo de Aragón.