7.1.18

Deber dinero es deber horas de tu vida más intereses

A mi de muy joven ya me enseñaron que endeudarse es un acto de gran responsabilidad y que hay que hacer con mucha mesura. Hoy a los jóvenes no se os debe enseñar esto pues cuando os convertís en adultos enseguida os entran ganas de endeudaros. Y lo que veo es que además lo hacéis acudiendo a empresitas de nombre raro que no son bancos, creyendo que así es más rápido todo. Y mucho más caro y peligroso también. 

Un banco es la mejor manera de que analicen tu proyecto y te digan si creen en él o no lo ven factible. Ellos no te lo dirán  pero escucha sus negaciones y aprende a leer entre líneas. Son gratis sus consejos.

Quien presta dinero sabe que posee lo que todo el mundo quiere. Sobre todo los que no tienen suficiente. Es como vender pan, pero sin que te dejen montar muchas panaderías para hacerse competencia. Todos necesitamos tener dinero o pan, pero con el dinero no hay competencia libre, aunque ahora parezca que como está barato la cosa funciona.

Y otra cosa que me enseñaron es que endeudarse para pagar deudas es la muerte segura. Si una deuda no la puedes pagar, nunca te vuelvas a endeudar más para pagar la deuda primera. Negocia la refinanciación, los plazos, negocia periodos de cadencia. Pero si todo te lo niegan, excepto el darte una nueva deuda, desconfía totalmente. No están creyendo en tu proyecto deudoso y muy dudoso, pero a cambio te quieren pillar más avales, tenerte más pillado.

¿Y si no te la quieren refinanciar? Pues mira amigo, si debes 100 y no te ofrecen más salida que deber 200, empieza por no pagar 100. Te sucederá lo mismo que cuando debas 200, pero con menos carga. E igual se dan cuenta que es mejor asegurar el cobro de alguna forma, de esos primeros 100. Porque si no has podido pagar 100 ¿cómo vas a poder pagar 200? ¿tal vez porque te den más plazo? Pues que te lo den sobre los 100.



No hay comentarios:

Publicar un comentario