9.1.18

Son tiempos raros y líquidos. Es lo que hay

No hay que quejarse mucho de los pocos lectores del blog, hay que ser consecuentes con el momento en que vivimos. Mientras las revistas Tiempo e Interviú tienen que cerrar, hoy nos dicen que la película sobre la vida de Bernabeu que se presentó en el campo del Real Madrid con la presencia de famosas figuras madridistas solo la han visto 491 espectadores. No sabemos qué costó hacerla, pero la recaudación en taquilla ha sido de 3.193 euros con IVA.

Yo tengo una tienda de textos, regalo entradas de blog, pero necesito clientes y eso es lo más importante de cualquier empresa. Sin clientes no existe servicio ni empresa. 

Los que hemos montado empresas “de verdad” sabemos lo duro y complicado que es soportar esos primeros meses donde hay muchos espacios vacíos de clientes, de sentido, pero llenos de dudas y de temores. Solo sirve hacerlo bien, y muchas veces ni eso, pues depende de lo que vendes, de la competencia y del momento o lugar elegido.

Hoy montar la mejor revista o periódico en papel sería un fracaso. Incluso con los mejores periodistas y las redacciones más eficaces. El cliente está en “otra vida”, en otra fase, y ya no compra algo que aunque sea muy bueno, no le interesa.

¿Y porqué no le interesa? Pues esa es otra. No siempre se sabe. O si se supiera antes, no existirían los fracasos. Los días tienen 24 horas que vamos llenando “de cosas” y no hay espacio para más. 

Nos interesa mucho más el chiste del cuñado, el pene del whatsapp o el mono que se huele el culo y se desmaya, que el artículo de opinión de un periodista reconocido. Cambiar eso, hoy, nos parece misión imposible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario