Páginas

26.11.18

Hay que empezar a gritar mucho más. El silencio mata

Hoy en el diario Nueva Tribuna aparece este grito, esta viñeta que no es de humor sino de mala hostia.¡Ya vale de minutos de silencio!, ¡ya vale de educación en las quejas! Tenemos que gritar para que se nos oiga. Pero gritar tranquilamente, con esa calma de quien tiene razón., de quien exige un cambio de mundo, de paradigma, de Sistema.

Hablaba yo el otro día de que en España teníamos que hacer un reset. Incluso explicaba el método. Se sacaba —por quien le tocara hacer esta cabronada— a toda España, a todos los españoles al mar, daría igual si Mediterráneo o Atlántico, y luego esos mismos gerentes del cambio se dedicaban a ir metiendo lo que vale en las posiciones que valen. ¿Y quien hacia esto? En cualquier tertulia de Bar nos daría la solución, seguro.

Lo curioso es que salvadores de la Patria estamos a millones, gestores del sentido común ya hay muchos menos. Si somos capaces de resetear un ordenador que es el paradigma de modernidad e incluso de utilidad básica, una sociedad también deberíamos de poder.

La productividad es una mierda, seamos sinceros. Si hay duda, estropea el contador del gas de tu casa y atiende o apunta a las dificultades. Si hay duda espera sentado a que te operen de algo y verás. O a que te llame el especialista de esa otra enfermedad que creías importante. Joder, si tenemos estropeado hasta el Real Madrid, que eso es ya lo máximo que se puede estropear en España.

Se siguen matando mujeres, crece VOX, se asusta el PP —que esto también tiene bemoles— y se complica la vida un Podemos raro, raro. Nos gobierna un cadáver resucitado, tenemos a Cataluña aumentando en número los ciudadanos que quieren dejar de ser españoles y a otra crisis económica llamando al infierno. Hemos dejado de creer hasta en la televisión ¡uff!