26.3.19

5 nunca, para poder ser más libre

Nos dicen muchas veces lo que debemos hacer, pero muchas menos veces lo que NO debemos hacer, lo que hay que evitar para sentirnos mejor y para que se nos respete más. Parecen acciones sencillas, lógicas, pero en realidad no lo son pues afectan a nuestros comportamientos, a nuestra personalidad, y eso es complejo de cambiar.

Nunca deberíamos regalar el trabajo que hacemos. Incluso tampoco en esa edad de experiencia en la que ya tenemos cubiertas las necesidades vitales. Lo contrario a regalar…, NO es cobrar un sueldo, hay muchas maneras de recibir algo a cambio. por ejemplo respeto y reconocimiento.

Los consejos no debemos de ir regalándolos por el aire. Se dan cuando se piden. Y punto. Si no se piden, nunca se deben dar. Es posible que si no te los piden es porque no quieran los tuyos.

Tus emociones son tuyas, puedes explicarlas, respetarlas, incluso es bueno compartirlas, pero nunca te rebajes, no supliques, no lloren pensamientos.

Es muy malo depender de otras personas. Depende de tí mismo. Somos adultos y libres, somos capaces y sabemos movernos por la vida. Pide ayuda, pero no tanta como para depender de otra persona. Las decisiones las tienes que tomar tú.

Nunca pidas prestado el dinero que no tienes. Es una trampa. Si gastan el dinero que no tienes, o que no estás casi convencido de que vas a tener en el corto plazo, te estás volviendo un esclavo de tus deudas y de tus prestamistas.

No hay comentarios: