Páginas

9.3.19

Y tras el 8 de marzo…, qué le viene a la izquierda?

Ayer, 8 de marzo de 2019, la izquierda en España volvió a demostrar que existe saliendo a la calle a reivindicar los derechos de la mujer en una jornada casi exclusivamente femenina aunque también eran admitidos hombres en esta lógica pelea por dignificar sectores sociales.

Ser de izquierdas no supone ser del PSOE o de Podemos o CHA, ni tan siquiera votarles. Lo cual nos llevaría a considerar que algunos se lo tendrían que hacer mirar. La izquierda social está cabreada, peleona, pero luego esto no se traduce ni en votos ni en exigencias sociales distintas a las de corrientes muy compartimentadas.

No todas las personas de la calle eran de izquierdas, las había liberales y anarquistas. pero las manifestaciones de ayer no son comparables en número a la de la Colón, derechona y triste aun con mucho colorido. Si dentro de un mes esto no se traduce (que no se traducirá) en un vuelco espectacular a los sondeos que advierten de un renacer de la derechona, algo estamos haciendo muy mal desde la izquierda.

Y no es dejar de tener razón o razones, luego será que no somos capaces de mostrarnos con capacidad de resolver y solucionar.

Las personas han salido a la calle con mas energía con la que luego van a votar y eso nos debería llevar a una reflexión básica. ¿Cuál es el motivo para que tras explicarnos la sociedad qué quieren cambiar, luego ellas y ellos no confíen en nadie para realizar esos cambios?