14.3.19

Los 4 primeras preocupaciones de las empresas

El Observatorio Vodafone nos presenta hoy este gráfico con las inquietudes (sobre todo) de las empresas pequeñas en tiempos de crisis constantes a las que ya casi nos estamos acostumbrando. Vemos que la preocupación mayor es lograr nuevos clientes lo que sin duda es totalmente cierto en todo momento. Los clientes no son eternos, no tienen por qué ser fieles y nuestra capacidad de supervivencia pasa siempre por estar siempre buscando clientes nuevos, sin orillar ni desatender a los clientes de siempre, más todavía a los clientes fieles.

En la misma línea está la preocupación del crecimiento de la competencia, pues son ellos los que nos restan clientes. Los clientes normalmente no desaparecen, simplemente cambian de proveedor. Y lo que nos preocupa no son los proveedores ya asentados sino la llegada de nuevas competencias a unos mercados ya heridos y que lleguen con ideas rompedoras para abrirse espacio.

El tema de los precios es tremendamente crítico pues afecta en estos tiempos a nuestro futuro empresarial. ¿Qué precios podremos tener dentro de un tiempo, que nos garanticen viabilidad o inversiones? Pues nunca lo podemos saber con exactitud en la mayoría de los sectores. Hay que saber adaptarse a la movilidad de los precios, aunque siempre suponen un grave problema de viabilidad. El mercado es libre pero en estos tiempos es además totalmente desconocido al entrar empresas globalizadas o grandes corporaciones que desean hacerse dueños de sectores.

Tener personal de calidad en nuestra empresa es un grave problema en estos tiempos de indignidad laboral donde hemos perdido el concepto de tener calidad entre nuestros colaboradores y que estos tengan fidelidad al proyecto y estén motivados y seguros. No es nada fácil crear buenos equipos, pues las personas se han acostumbrado a que cualquier empresa o proyecto puede despedir con suma facilidad.

De todas las formas, estas respuestas del gráfico nos sirven para comprobar que los problemas son comunes, los tenemos todos y no son fáciles de resolver, pero para eso estamos en las empresas, para conocerlos y controlarlos.

No hay comentarios: