Páginas

11.3.19

VUELVE porque se fue equivocadamente

El ya famoso cartel de Podemos o de Pablo Iglesias se ha mostrado como un error más de comunicación de Podemos, pero también de un signo más que de una parte de la izquierda tienda a confundir comunicar con decir o gritar. La comunicación social y política, desde hace suficientes décadas, es un trabajo muy profesional, delicado, y sobre todo dirigido no a “los tuyos”…, sino a “los contrarios”.

El cartel es lo de menos, porque es el fondo o su necesidad lo que realmente importa e impacta. Yo pienso que nunca debería haber cogido Baja Paternal declarada un Pablo Iglesias que confunde la responsabilidad con el trabajo, y a partir de ese punto no hubiera sido necesario el cartel de “VUELVE”. Y la (mi) explicación a esto es muy sencilla. 


Las personas que tienen hijos recién nacidos, tanto mujeres como hombres, no renuncian NUNCA a su vida, si acaso la tienen que cambiar, adaptar. Ni el primer día, ni el último tienen que renunciar a ser ellos. E incluso es lo aconsejable.

Una cosa es dejar de trabajar 8 horas diarias por la obligación de un horario fijo, y otra muy distinta es dejar de ser la misma persona que eras antes. No conozco a ningún hombre o mujer que porque haya tenido un hijo, tenga durante los primeros cuatro meses dejar de coger el teléfono para atender una llamada, no quedar con los amigos en donde se pueda para charlar, no ver una película o poder hablar de literatura americana con sus amigos si les place. Es duro tener gemelos y eso te modifican la vida. Sin duda. Pero hay que adaptarse.

Tomarse tan a rajatabla los cuatro meses de Baja Maternal primero y Paternal después está causando un problema a todo un partido político, y con ello unos movimientos a todo el segmento de la izquierda española en unos meses clave para la confección de listas, que creo no se puede permitir una organización como Podemos.

Centrados en el cartel, que se haya convertido en una figura mesiánica es negativo. VUELVE admitiendo que se fue, pero cualquier organización es mucho más que una persona. Y por eso mismo no es necesario que se anuncie su vuelta, como nunca se tendría que haber anunciado su marcha por Baja Paternal. Ahora y tras debacles sumados por errores de principiante en comunicación, solo queda abandonar y esperar mejores tiempos.