¿Necesita ahorrar? 3

Tenemos que cuidar lo que tenemos.
Si empezamos por el propio cuerpo ahorraremos posiblemente en costos médicos pero también en bajas laborales y en horas vitales de felicidad. Cuidar la boca, lo que comemos y cuando, el peso, el ejercicio sencillo, los problemas que todavía no lo son pero que apuntan.
Hay que trasladar esta máxima a todo lo que tenemos, desde el coche al que no debemos saltar el cambio sobre todo del filtro de aceite, las pérdidas o consumos de aceite, los ruidos extraños, el cuidado de las ruedad, el uso inteligente.
Pero también desde la batidora a la que apuramos en el tiempo seguido de uso sin tener en cuenta que es un motor pequeñito a la TV que dejamos encendida mientras no la vemos sabiendo que tienen un número de horas de vida marcadas en su pantalla. Igual sirve para los ordenadores a los que tratamos sin tener en cuanta que de tenerlos encendidos por la noche bajando películas que nunca veremos, lo estamos consumiendo.
Las máquinas también se mueren, y si en tu vida consumes 3 o 5 coches estás gastando mucho más por el mismo servicio.