Cimientos Puente Piedra

Cada día que pasa está más confirmado que el Puente de Piedra necesita un arreglo en profundidad. Sus cimentaciones en el segundo arco, que en realidad es el primero que recibe aguas pues el anterior siempre está seco, demuestras que hay que hacer un trabajo en profundidad ajeno al cambio de solera para que pasen los barcos. Toda la cimentación del Puente debería ser revisada y en su caso si procediera, reforzarla. No es grave, pero una vez descubierto el fallo no se debe olvidar por un quítame allá este barco.
Si en las bases de Expoagua se exigía un tipo de calado a las naves, y con esos datos acudieron diversas empresas, no se entiende porqué una vez concedida la explotación, la empresa decide cambiar la profundidad del calado para gasto contínuo de todos los zaragozanos que tendrán que drenar y limpiar el río cada año en los canales de paso.