Páginas

10.12.15

Trabajadores de primera clase y trabajadores basura. ¿Culpables?

Desde una parte importante de la izquierda parece imposible reflexionar sobre el derecho laboral de todos los trabajadores, sobre por ejemplo el contrato único o sobre la huelga actual de los trabajadores de Auzsa, pensado que criticar esto supone apoyar la pérdida de derechos de los trabajadores en general.

Personalmente es un claro error que voy a intentar explicar. Mientras en España tenemos millones de trabajadores sin ningún derecho laboral, ni de despido, ni de negociación colectiva, ni de sueldos de convenio o de vacaciones, de horarios o de cualquier otro tipo, hay unos millones de trabajadores que tienen todos los derechos de los que disponíamos en los años 90. Si lo decimos desde la izquierda parecemos convertirnos en fachas asquerosos, pero nada es más equivocado. Precisamente somos cada vez más los que creemos que olvidarse de los trabajadores sin derechos es el gran error de los sindicatos y que no sólo se debe actuar sobre la defensa de los derechos que ya una minoría puede seguir conservando, a costa de los derechos que poco a poco vamos perdiendo todos los demás.

Es vergonzoso soportar esta dualidad entre trabajadores. Se pierden “todos” los derechos simplemente por ser despedido de un puesto de trabajo donde se tienen todos. Pero sobre todo nuestros hijos no tienen ningún derecho laboral pues son los que acceden al mercado de trabajo como “nuevos”. ¿Y no nos damos cuenta de esto?

La defensa del mercado de trabajo contra lo que los empresarios consideran excesivos derechos laborales es quitarlos a todos los que caen del actual modelo o a los que tienen que entrar en el nuevo. Si tienen la desgracia de caer o de tener hijos que intentan trabajar, estos no tienen ningún derecho. Repito. NINGUNO. Y los sindicatos se siguen dedicando a creer que apoyando a los sectores con todos los derechos laborales intactos es lo que garantiza que los tengan todos los demás.

El tema de posicionarse en contra del Contrato Único es un claro ejemplo. Hay muchas formas de contrato único, pero lo que está de moda en los sindicatos es oponerse a él. ¿a cual? ¿a cualquiera? ¿Qué ofrecen los sindicatos como contrato único que sea mejor al presentado por Ciudadanos? Hay mucho margen de maniobra, de análisis, de presentación de diversos modelos de contrato único. Pero lo fácil es decir que no. Los derechos adquiridos son derechos. Lo que no evita acabar de una vez con todos estas decenas de contrato trampa del actual sistema laboral. Nunca, ni en el Sindicato Vertical* estuvimos peor que ahora en derechos laborales de las personas con nuevos contratos. Decir esto desde una persona de la izquierda es muy duro, es vergonzoso, es triste. Nos debería hacer reflexionar.

Permitir que haya trabajadores de primera clase y en la misma profesión trabajadores “basura” es doloroso. Unos pueden cobrar un sueldo casi el triple que sus compañeros trabajadores haciendo el mismo trabajo, tener además derecho a huelga perfectamente reconocido, ventajas de variado tipo que no debe explicar, mientras que los otros no tienen más que derecho al desempleo que en estos momentos ya no es ni tan siquiera beneficiario de ayudas. ¿Alguien cree que esta diferenciación entre trabajadores sirve para que todos ellos se consideren trabajadores de clase de igual calidad, forma, sentido social y político?
 
*Se me puede decir que en aquellos tiempo, quien era apuntado en una Lista Negra no encontraba trabajo. ¿Y ahora no? Yo he trabajado en Selección de Personal ¿De verdad ahora no?