No es humor, es una obligación de cada uno de nosotros


Si algo deberíamos ponernos como objetivo irrenunciable para este 2021 es que nada de lo que nos importa a nosotros sea algo de lo que no sepamos todo lo necesario.Tenemos la obligación de conocer soto lo que nos afecta a nosotros, faltaría más, y exigirlo, pero sobre todo exigírnoslo a nosotros mismos. Esconder la cabeza, creer que no es necesario concoer todo lo que rodea a lo que de verdad nos afecta es un gran error. Debemos ser más exigentes. 

En el trabajo, en la educación de nuestros hijos, en el consumo responsable, a la hora de votar para elegir quien nos debe gestionar lo nuestro, en las relaciones con otras personas, en el banco, en las tiendas, en los medios de comunicación. Debemos desterrar la idea de que con quejarnos ya es suficiente. No es cierto, ya se han acostumbrado a que nos quejemos, ahora hay que exigir y saber decidir, no tapar con los silencios lo que no nos gusta. Y a eso hay que aprender, pues ellos, todos los demás, no quieren que sepamos nada más que lo que ellos nos quieren contar.