Otra vez no escribo yo

Me estoy acostumbrando mal. Esto de copiar y pegar es sencillo, pero es un abuso para los que realmente hablan y opinan. Pero es que lo hacen tan bien, que no me resisto.

Quemando naves
- por José Antonio Labordeta - Diputado en el Congreso por Chunta Aragonesista
Eso es lo que debería hacer el PSN en este momento histórico y desengancharse del jacobinismo centralista de la calle de Ferraz, para quienes España sigue siendo algo que, desde la estatua de la Cibeles, se extiende por la vieja piel de toro admirando y recibiendo la centralidad como agua bendita caída del cielo.
No me asombra que un partido federalista -según su propuesta política, salga corriendo de todos aquellos lugares donde organizaciones verdaderamente federales les proponen alianzas para llevar la izquierda a poder; temen tanto al PP que son capaces de olvidar toda su trayectoria política, sus gentes muertas en los exilios y en el ¿combate antifranquista? y poner la cara amable para que los Rajoys y compañía les abofeteen una y otra vez.
Por eso ahora tienen en Navarra un reto duro, ya que los militantes de ese partido, en ese territorio, señalan su necesidad de pactar, por dignidad y por herencia histórica, con NaBai e IU. Ojalá en otros territorios -en Aragón, por ejemplo- la militancia tuviese el compromiso que tienen los navarros y dejasen de jugar a esa especie de laxa contemplación en pacto con la derecha urbanística, llevando como senador del reino a un miembro del PAR que cada vez que hay nuevas propuestas en el Senado levanta enmiendas que colocan a los diputados socialistas aragoneses en un verdadero compromiso que, muchas veces, termina con carteles e insultos contra estos mismos.
Ver ahora cómo se combate con la dignidad democrática contra la burocracia centralista levanta el ánimo a los que, desengañados por muchos ejemplos, vemos, en esta actitud, una magnifica expresión de rebeldía.
Hablando de quemas, Canarias arde por los cuatro costados y el denunciador oficial de los males acarreados por ZP, el señor Acebes, ni habla, ni grita, ni pide comisiones de investigación, ni arma el lío que tanto le gusta armar con la mínima excusa. ¿Razones? Allí hay un Gobierno un tanto sospechoso de manipulación y no conviene mentar la cuerda en la casa del ahorcado.
¿Recuerdan el incendio de Guadalajara? Por encima de intereses humanos, sacaron a la luz los más bajos instintos políticos para intentar derrumbar al Gobierno del PSOE en las siguientes elecciones. Fue de una brutalidad todo aquello que supongo que muchos de los diputados que clamaron contra el Gobierno, ahora sentirán un poco de vergüenza, si es que la tienen, Porque después del caso de los policías en el asunto Bono, ni una sola palabra reconociendo el ridículo y la sobreactuación ha salido de las bocas de los dirigentes.
Es duro, a veces, escribir con tanta radicalidad señalando a tirios y troyanos y sé que estas cosas no serían buenas para mi futuro político, pero como este ya tiene señalado su finiquito me permito el lujo ciudadano de no aceptar mentiras y denunciar hipocresías.