¿Lo llamamos RRHH, Departamento de Capital Humano o de Personal?


Los Recursos Humanos como actividad u oficio dentro de la organización, sea empresarial o de otro tipo, es el trabajo de saber gestionar bien las aspiraciones y expectativas de las personas que están dentro de esa organización, con las estrategias que sirvan para hacer mejor y más productivas las tareas que hay que hacer. Hay pues que saber unir "trabajo" y "tareas" de la empresa configuradas para obtener un objetivo válido, con los deseos, posibilidades y expectativas de las personas que forman el equipo.

Puede ser una empresa, una asociación, un equipo deportivo. Las tareas y los objetivos son similares, las personas que hay que gestionar son muy parecidas. 

¿Qué es más importante y principal, obtener el objetivo propuesto o lograr que las personas del equipo se sientan bien dentro del equipo?

La pregunta anterior es fundamental y se lleva trabajando sobre ella con distintas escuelas durante décadas, aunque no se reconozca. 

¿Es importante ganar, alcanzar objetivo hoy, o tener un equipo motivado y válido que aunque no gane hoy sea capaz de sobreponerse y ganar mañana, admitiendo los cambios?

La respuesta es muy sencilla. Ambas cuestiones son imprescindibles, y siendo cierto muchas veces hay que elegir. 

Y en esa elección que logre objetivos en positivo, que aúne las dos opciones, es donde el Director de RRHH o como lo queramos llamar ahora tiene un trabajo que marca su excelencia, su calidad profesional.

Ahora se tiende a cambiar los Recursos Humanos por llamarlo Talento Humano, Capital Humano o Departamento de Personal. Son palabras distintas, no llegan en la mayoría de los casos a ser conceptos diferentes.  Lo importante es encontrar el equilibrio entre el bienestar de las personas y los resultados empresariales o de equipo.