Páginas

17.3.18

Cuidado con no saber dar respuestas a los problemas

El viñetista Erlich nos decía en el año 2011 desde El País que necesitábamos que alguien nos diera una respuesta. Al menos para poder seguir preguntando. Ya no buscábamos soluciones, nos conformabamos con respuestas. Nuestros propios errores como sociedad a la hora de elegir a nuestros interlocutores hace que en el 2018 sigamos estando en busca de explicaciones, de respuestas, de luces en el camino.

Cuando una sociedad no tiene más que problemas, no sabe medirlos bien y se puede equivocar considerando que los problemas graves no se pueden volver muy graves. Y caer en la trampa en la violencia como única solución posible. Cuidado con no saber dar explicaciones y respuestas válidas a los problemas.