Páginas

22.2.19

Nos quieren esclavos, y a veces nos dejamos

En el trabajo indigno actual, en ese que nos repiten que es lo que hay y que debemos acostumbrarnos pues ya no volverán los viejos tiempos…, no todo vale ni todo es admisible. Abusan como siempre, pero ahora más. Y admitir esos abusos depende de nosotros, de cada uno de nosotros y del conjunto.No se trata de negarse a trabajar, eso no es posible pues hay que sobrevivir, pero hay otras maneras de rebelarse contra el abuso. Nos quieren esclavos, y a veces nos dejamos.