Páginas

6.2.19

El diálogo con Cataluña no necesita mediadores

Los 21 puntos que Cataluña presentó a España (Torra a Sánchez) y que han permanecido escondidos hasta que se han empezado a tener en consideración por parte del Gobierno de España, con el entendimiento del Punto 3 (Es necesaria una mediación internacional que debe facilitar una negociación en igualdad), es un error táctico absurdo que no beneficia a nadie, tampoco al Gobierno de Sánchez.

Siempre he dicho que el diálogo es imprescindible y necesario, es el primer paso para intentar resolver el problema de relaciones entre Cataluña y España. 

Pero la “mediación” o alguien con el adjetivo que se quiera poner para disimular, desde fuera de nuestro país, es claramente inaceptable. 

España es un país democrático, libre, capaz, serio, respetable, y no debe admitir nunca que para dialogar sobre este asunto se tenga que tener a una figura internacional vigilando al Estado. 

No estamos en esa fase (todavía y espero que nunca) y pensar que alguien desde fuera de España puede guiarnos es falso y peligroso.