No hay que buscar culpables de la crisis y el desempleo. Hay que encontrar soluciones para salir del paro

Ayer Zapatero en un mitin mentiroso organizado en Canarias dijo: “Nosotros tenemos que combatir la crisis, que no generamos; igual que el paro, que no generamos”. Se olvida a sabiendas, que Alemania que también entró en los mismo problemas económicos por los mismos problemas globalizados, y está ahora en el 7,3% de desempleo y España en el 21,29% de paro según la EPA de este primer trimestre de 2011.
Cuando cayó Lehman Brothers, toda la economía mundial actuó y sufrió de diferente manera, según su particularidades y sus gestores. España por Zapatero, en los primeros meses que duraron más de un año, intentó trasmitir que aquí no pasaba nada. Ahora estamos en el 21,29% de desempleo, que entre los jóvenes es del 45% de paro. Unas cifras que resultan dramáticas para un segmento social que no se queja y que intenta seguir formándose sin saber bien para qué.
No será sencillo salir de este drama del paro en España, no es sencillo encontrar ideas para crear puestos de trabajo, pero debemos reconocer que lo más sencillo en el proceso de recesión, hubiera sido intentar que el desempleo no aumentara tanto, pues crear empleo es imposible en estos periodos. Ahora toca ya encontrar formas, maneras, gestiones, para crear empleo nuevo. Y no se ven luces sino sombras.
No hemos tocado fondo en el desempleo, pues para ello es necesario que se creen empleos nuevos durante al menos tres trimestres seguidos y se mantenga el empleo en el otro trimestre. Pero si tocar fondo es complicado todavía, salir de esto lo es más, sobre todo por las urgencias sociales que ya se detectan. Tenemos que crear muchos millones de empleos en un periodo de deslocalización globalizada y d recesión amplia en muchos sectores. Se nos ha caído además el sector que más empleos creaba de forma directa o indirecta. La construcción. Se levantará, pero ya no a los niveles anteriores pues se ha perdido en la fe de utilizar la vivienda como una inversión que siempre subía de precio. O logramos que los extranjeros tiren de la compra de segundas viviendas o va a ser complicado crear muchas viviendas nuevas pues el mercado de venta se irá cambiando hacia el mercado de alquiler y esto no crea mucha construcción nueva.