7.5.21

12 detalles de Madrid que nos importan en Aragón


De todo tipo de Elecciones Generales o de amplios territorios importantes en el devenir psicológico de las sociedades hay que sacar conclusiones, saber leer todo el proceso y aprender de estos ejercicios de sociología política y de comportamiento social. Si no queremos analizara los resultados de Madrid, aunque seamos de Aragón, no sucede nada, simplemente estamos perdiendo una gran ocasión de aprender comportamientos ajenos, y eso nos lleva a no crecer en cabeza ajena.

Para Aragón no se trata de aprender "a pie juntillas" de los procesos y resultados madrileños, sino de saber trasladar esas realidades a nuestra propia sociedad, momento, personalidad, posibilidades. Hay que leer los párrafos madrileños desde la óptica de la realidad de Aragón. Aprender a mirarlos es un camino que nos evitamos.

1/ Sin ninguna duda ha triunfado en Madrid el mensaje simple, fácil, torpe incluso. El mensaje primario, primitivo casi, que ofrece mover interiores sin tener el votante que digerir el mensaje pues se ofrece ya masticado. 

2/ La sociedad quiere lo seguro, lo fácil, incluso puede aplaudir a VOX pero no se atreve a tenerlo en las gestiones. El miedo es una herramienta muy útil para estos casos.

3/ Se ha votado en clave "contra el otro" más que en clave de a favor de los que creo son válidos. El odio al "otro" ha primado sobre apoyar a lo propio, y además en clave de odio, de violencia verbal. Se ha movilizado a muchos votantes flojos, que en otras ocasiones no van a votar.

4/ El mensaje y el candidato "serio" y formal no sirve para nada en estos tiempos. El "ruido" funciona bien cuando hay polaridad. No funciona ni el padre, ni el profesor, ni el sabio, ni el chuleta de moto en ristre. Funciona la vecina, la amiga, el cercano.

5/ No es necesario explicar qué se quiere hacer, qué tipo de programa se lleva para gestionar. Vale con descalificar al "otro" y demostrar que son ellos los que no sirven. Y si se quiere decir algo, que nunca sueñe a engaño, a mentira electoral.

6/ Desde la izquierda ha triunfado el mensaje de la mesura, de la frescura incluso, del positivismo y el conocimiento real del terreno que se pisa sin olvidar para quien se pisa.

7/ Los que se quedan en medio desaparecen. Sobre todo si estar en medio es no querer decir en dónde se está. Estar en medio es una posición muy válida. Lo malo es cuando se quiere estar en los dos sitios de tu alrededor, a la vez y mezclados. 

8/ Si te sientes ganador (o en crecimiento seguro) no te unas a nadie. Si tienes dudas y crees que no eres el ganador, busca unirte a alguien o te quedarás en evidencia. Quien se queda parado, empieza a bajar escalones.

9/ La tendencia es al bipartidismo aunque haya seis partidos en la pelea de gestión. Ahora el miedo del PSOE ya no es Podemos sino lo que pueda surgir de ese Más Madrid que podría volver a ser Más País. Podemos tras comerse a IU ve como ahora podría quedar fagocitado por esa nueva izquierda no tan nueva.

10/ VOX sabe que su techo es muy claro y lo tiene encima de su cabeza, y tiene que tomar decisiones que esconderá. Si el PP está potente ellos no tienen nada que plantear pues solo beben de ellos. Sus caminos son dos: Centrarse o Radicalizarse.

11/ ¿Y qué conclusiones puede sacar Aragón? Pues una de ellas es que ZEC y Podemos tienen que mover ficha entre ellos… o no. Otra que Más Madrid quiere y necesita desembarcar en Aragón. CHA debe estar a la escucha pero marcando terreno aragonés útil y de futuro olvidándose del siglo XX para poner en valor lo que representa desde su historia y su excelente trabajo. Ciudadanos debe hacerse mirar sus propias debilidades. El PAR debería mirar de forma más amplia y no digo nada hacia dónde. El PSOE tiene que intuir la posibilidad de que las crisis actuales van a presentar factura y que pueden ser cantidades muy altas que no será sencillo explicar. El PP sabe que soplan vientos a favor y que sin equivocarse gana, o sin hacer nada también es posible que gane. Los partidos políticos pequeños deben admitir de una vez que su papel ya se ha acabado y que vuelven tiempos de reunificación, de una tendencia al bipartidismo no completo, con ciertas confluencias asimétricas para útiles para la sociedad.

12/ El aragonés debe decidir de una vez si realmente quiere ser aragonés o prefiere ser madrileño, si su futuro y el de sus hijos está aquí o si los quiere promocionar hacia Bruselas, Sevilla, Madrid o Bogotá. Si cree que su vida será en Aragón, debe empezar a pensar en clave aragonesa, hacia líderes que quieran trabajar en Aragón y no desde Madrid. Aragón tiene mucho futuro si quieren los aragoneses. O no tiene  ningún futuro si no sabemos creer en Aragón. Y no hablo en clave aragonesista (que también) sino en clave egoísta de saber qué queremos y defender lo que es nuestro. O entendemos que si se vive en Aragón debemos defender Aragón por ser parte de nosotros mismos, o lo mejor es irse a vivir a Madrid, New York o Cali. Que por cierto allí siempre serás un extranjero. Y aquí siempre serás un aragonés.

Julio M. Puente Mateo

No hay comentarios: