Páginas

20.2.15

Todo sigue atado y bien atado. Y por los mismos

1975
Todos nos estamos dando cuenta que son tiempos de mentiras, de manipulaciones, de trampantojos de los que tienen poderes para joder a los que quieren salir en defensa de los ciudadanos.

Todos nos estamos dando cuenta de las trampas, pero la mayoría sigue deseando que el PP siga gobernando y el PSOE siga en la nada. Somos diferentes y eso ya lo decía Franco que era un General pequeñico pero matón.

Si en el programa de televisión que toca, no se piensa hablar de política, sacamos la imagen de una chica desnuda y decimos que es una eurodiputada de Podemos, aunque ella diga que no. El caso es avisar de que los de Podemos van desnudos por la calle. Vamos, que son unos cochinos.

Lo de menos es igualar los escaqueos de 1.800 euros con los de varios millones de euros; las equivocaciones de unas personas que desde el ámbito privado y antes de entrar en política cometieras errores hoy complicados de explicar, para asemejarlos con los delitos de personas que desde la vida pública hicieron barbaridades escandalosas mientras robabas las viviendas a los pobres.

Todos nos estamos dando cuenta de que si nos investigan todos salimos manchados. Y que si después te saben disfrazar de jeta o ladrón, das el pego perfectamente pues los poderes de los poderosos son muy omnipotentes. Tanto, que aunque sepamos que nos están engañando, agachamos la cabeza y decimos —Algo habrá.

Joder qué bien se lo han montado los que siguen al pie de la letra aquello de Todo atado, y bien atado.