Una habitación en Madrid (España) con el COVID-19 pegado a las paredes


Esta imagen publicada ayer en El País es de una enferma de COVID revisada en su domicilio de Madrid por un equipo médico. Es Madrid, el Madrid bonito y de enormes y maravillosos museos, es de los hermosos edificios históricos y grandes Centros Comerciales, de nuevos hoteles con todas las comodidades imaginables.

Podríamos observar a la persona que está siendo tratada por los médicos, o podríamos detenernos en los médicos bien perpetrados para defenderse ante el virus. Pero deseo otra cosa de vosotros, quiero que entre todos miremos las paredes de esta habitación. De Madrid, insisto. No es una ciudad de esas que salen en los telediarios como ejemplos de pobreza absoluta. Es Madrid.

No es fácil poner normas para detener el COVID-19 y que estas sean obedecidas sin rechistar por la sociedad… si dentro tenemos viviendas como la que vemos en la imagen. Antes deberíamos haber evitado la propagación en Madrid (España) de este tipo de problemas. 

Cuando la pobreza la vemos pegada en las paredes de las habitaciones, poco podemos hacer para evitar que no se cumplan las recomendaciones sanitarias.