Los personajes en literatura son la vida y la calidad

Para escribir se necesitan ganas e historias. Sustancia y deseos de contarla. Luego vienen los modos, las herramientas, las técnicas, los aprendizajes. Pero lo importante es tener deseos y saber recopilar tus historias. 

Nunca sabremos si las historias vienen con nosotros o somos nosotros los que hemos aprendido a cazarlas al vuelo. Depende de historias y de escribidores. 

Hay gentes que saben contar historias de calles hermosas y ratillas del papel en blanco que saben dibujar vidas de callejones escondidos. Lo curioso es que lo único importante no es ni la calle y su color ni tampoco la historia. Lo importante son los personajes. 

Una buena historia contada por personajes flojos es una historia floja. Una historieta hablada por personajes maravillosos se convierte en un trozo de vida real. Los personajes son la vida, son los que logran hacernos creer en la historia metiéndonos en ella. Incluso diría más… los personajes podemos ser nosotros mientras leemos.