¿Cómo están cambiando los comercios en estos meses?


Hoy paseaba por las dos calles principales de mi ciudad, Zaragoza, y observaba la transformación que en pocos meses han tenido en su tejido comercial. La enfermedad del COVID está afectando a excesivas capas comerciales y sociales. Tiendas o bares, bancos cerrados. Y cambio de titularidad comercial en otras tiendas hacia fórmulas de economía compleja de hacer rentable. Cuidado con entrar en franquicias sin assegurarse bien su posición actual.

No son tiempos para experimentos, pues nuestras maneras de comprar están cambiando en pocos meses lo que hubieran necesitado varios años. Tanto en el tipo de comercios al que acudimos, como en el tipo de productos que adquirimos. Sabemos que ha crecido el nivel de ahorro, no es pues un problema de liquidez sino de cambios en las necesidades y modos, de miedos y reparos ante el futuro, de productos que buscan más el confort familiar.

El confinamiento en el hogar ha supuesto un redescubrimiento de "la cueva" y de sus posibilidades. 

El tener que estar ajeno a las relaciones de amistades por obligación, supondrá sin duda un encerramiento personal y una búsqueda de los ocios personales y en grupos de mucho menor tamaño. Los alquileres de música o cine para casa solo necesitaban calidad y es lo que se está buscando. Opciones como todos los paquetes de ocio que suman posibilidades completas nos llevará a un nuevo ocio personal.

Y por ello a un nuevo tipo de consumo del que están muy atentos los que pretenden vender. Se sabe que cada día está subiendo más el consumo de cervezas artesanas o extranjeras o especiales. Para el consumo en el hogar. Y ha aumentado mucho el abono a paquetes de televisión y el consumo de aparatos de más tamaño y calidad.

Pero también ha aumentado y mucho la compra por diversas opciones que hoy ofrece internet y que van a ampliarse. Y todavía nos quedan algunos ejemplos que ya llevan funcionando años en por ejemplo en los EEUU, como la compra de productos frescos que luego recoges en el garaje del Supermercado en un casillero con una clave de acceso. O la recogida de productos de diversas empresas de venta por catálogo en esos mismos cajones de tiendas de tu barrio.