¿Por qué no queremos hacer nada por evitar el huracán?


Dejó escrito el filósofo marxista e italiano Antonio Gramsci la frase de la imagen. Estamos hablando del inicio del siglo XX, hace pues un siglo al menos. Es como si los tiempos no pasaran, o mejor dicho, como si los tiempos se movieran como las ruedas en vueltas inexorables que siempre repiten su posición sobre el barro.

El viejo mundo se muere.

El nuevo tarda en aparecer.

Y en ese claroscuro… surgen los monstruos.

Y en esas estamos, entre la incapacidad para resolver, pero no para detectar. En la turbulencia de unos tiempos que se nos llevan en volandas sin ofrecer soluciones, y con la completa convicción de que TODXS somos responsables de la tormenta, pero no queremos hacer nada para evitar el tumulto, la debacle, el huracán.