Páginas

23.1.19

La mierda suena, y se escucha desde fuera

Llevo una hora lleno de aire, es decir, vacío. Que a vosotros esto os importa un huevo, pero a mi no pues me siento flotar. Lo curioso es que me da la impresión que el aire en la tripa pesa y mucho. Me siento como hinchado y henchido, pero yo creía que el aire no pesa o al menos eso me habían enseñado. Deben ser las verduras de hoy. No siempre las verduras son buenas, creo incluso que la ternera gallega produce menos aires.

Sueno internamente pero sale al exterior y se me oye, lo que es peor. Menos mal que no tengo que salir de casa, pero sonar por dentro es una putada. Emites ruidos sin poderlo evitar. O al menos yo no sé evitarlo. No son aires que salen, sino aires que se mueven, ya sabéis, aires que se desplazas sin querer salir. Ruidillos ruidosos poco elegantes. Y eso que les pido silencio. E incluso me da la sensación de que los aire internos, como no salen, como solo se mueven, se multiplican, crecen, se apoderan de mi interior.

Ya pienso en aire, se me apoderan, crecen desde dentro y se están adueñando de mi forma de escribir. por eso pienso en vacío, porque no tengo ya nada que no sean ruidos, hinchazón y vacío. En pocas palabras, pienso como lo siento, como una…, pues eso.