Páginas

21.1.19

¿Puede permitirse España estos usos o abusos?

Algún día alguien nos debería explicar todo esto de la creación de partidos políticos en España con dinero venido de lejos, que lleva días explicando El País. Esto no es democracia o lo que parece lo mismo, es reírse de la democracia. 

¿Quién manda realmente en la política española?

Partiendo de la realidad clara según mi escasa mente obtusa de que nadie da un millón de euros para nada, y que si además vienen de lugares que nada tienen que ver con quien los recibe, deberíamos por la salud del Sistema, buscar los lazos de unión, los motivos, los porqué. Los “a cuenta de qué”.

Y me da igual el nombre del partido político, su ideología, como también me da igual si es un partido político, un sindicato o un medio de comunicación. Esto es una barrabasada que suena a mierda. Incluso suena a odios entre ellos, para que se pueden destapar con tanto detalle, lo que nos lleva al siguiente paso.

Cabe preguntarse…: ¿Si no hay odios internos nunca se logran destapar estas prácticas bastardas, amparadas en esas legalidades que tan bien saben sortear los asesores de todo tipo?