Páginas

12.4.19

Cristianos degenerados, regalones y maulas decadentes

El otro día me enteré que en los últimos años solicitar la bula en Pascua es gratis. Es una gran ventaja pues estaba cansado de comer solo sopas de ajo en estas semanas tan de buen tiempo. Ya…, lo sé…, el bacalao también vale, pero es que en estos días lo ponen por las nubes sabiendo que lo vamos a comprar mucho más para no pecar.

A partir de los 59 años ya no es necesario hacer ayuno, lo que es también una gran noticia aunque la pagas bien cara, a precio de años, joder. 

La Cuaresma y los ayunos son por los 40 días que pasó Jesucristo en el desierto, que en aquellos años parecía algo bastante normal. En los míos se hacía la Mili que era otra forma de estar en el desierto y haciendo ayuno hasta que te acostumbrabas a la cantina.

Ahora que quieren volver los años del franquismo con ganas y ansia, hay que recordar que en los años 40 y 50 no hacer abstinencia y ayuno era pecado mortal, de los de ya no poder ir al Cielo ni de visita. 

Te llamaban cristiano degenerado. Y ojo, la vigilia de carnes era para todos los viernes del año. Y el ayuno para todos los días de la Cuaresma. Como el Ramadán pero en mirada católica. 

Se podía comprar la Bula de la Santa Cruzada que era pagar una pasta en modo limosna obligatoria, para salvarte del pecado. Una peseta si eras pobre y diez pesetas si tenías posibles.

Por si no se sabe bien, hay que recordar que la Iglesia con un poder de la hostia, en el siglo XV, XVI y XVII entraba a los hogares a rebuscar carnes escondidas y a castigar con multas si te encontraban los chorizos. Los de comer.

Os dejo para reíros un poco, el recorte de una revista del año 1889, es decir, de hace 130 años. No es la Edad Media, es el tiempo en el que nacieron algunos de nuestros abuelos como los míos. Teta monja, os lo juro. ¿Se puede decir teta monja o es muy machista?