Páginas

24.4.19

Nos merecemos unos políticos diferentes

Los debates políticos entre candidatos no pueden ser una pelea de machos alfa o de gallos de corral. Y por eso Pablo Iglesias ganó con rotundidad. No nos merecemos los españoles esa sarta de insultos o de gesticulaciones robando segundos a la explicación de lo que se debe hacer por parte de cada idea.

El claro ganador ha sido quien no estaba allí, que siendo el más radical y duro de todos ellos, con su silencio impuesto equivocadamente, ha dejado que tres de los cuatro se acercaran a sus posiciones violentas.

Pablo Iglesias ha sido acusado esta pasada noche de “cura obrero” y es verdad, lo cual es un acierto y un punto positivo. Los que conocimos aquella iglesia, aquellos curas obreros y sociales que dejaban sus puertas abiertas a los que menos tenían para que se reunieran, son el contrapunto de lo que necesitamos en España en estos tiempos.

El Padre Ángel de Madrid existe y es el ejemplo. Necesitamos ayudarnos y no encabronarnos. Las ideas distintas existen, pero hay que bajar el tono, pues la sociedad necesita bajar el tono. Ellos son el ejemplo pues para eso los saca la tele a dirigirse a TODOS los españoles. Un poco más de responsabilidad social no nos iría nada mal.