Páginas

29.4.19

¿Qué está haciendo mal la izquierda en España?

El votante ayer votó moderación aunque se me pueda indicar lo contrario al ver los casi tres millones de votos de VOX. Es cierto y es un número tremendo, pues son votos de extrema derecha, pero voy a intentar explicarme. 

Cuando la derecha más derecha se tienen que presentar para ser elegida entre un VOX nuevo y un PP viejo, anciano, cansino, incapaz y con miedos, el votante opta por lo novedoso en un gran número. Si además observa la debacle y la huida de personas que no hacía nada eran los que dirigían al PP, les ha entrado esa sensación de barco hundido y cambian de lancha.

El resto de votantes de derechas optaron por un Ciudadanos que es complicado de entender y clasificar pero no es de un radicalismo potente y por eso ha subido y un PSOE claramente moderado que es quien se ha llevado el agua a su terreno, sobre todo a costa de un Podemos desnortado y embarullado. El espíritu del 15M se ha hundido.


El voto radial a VOX siendo importante es prestado y a poco que lo sepan hacer bien desde las derechas clásicas, será un voto que volverá al liberalismo lógico.

¿Qué debería hacer la izquierda ahora?
Pues sin duda parar la pelota, mirarse el ombligo y ponerse a edificar pedagogía diferente. Le quedan cuatro años por delante. En España y en Europa.

Entre esos casi tres millones de votos a VOX hay mucho voto de trabajador, de obrero a turnos, de currante que depende del sueldo de un jefe y de su despido en una condiciones indignas. 


Y ha votado a VOX sin saber que estos dirigentes de la derecha de Trump o Bolsonaro, de Thatcher o Perón, defiende procesos económicos y sociales que les perjudican como personas de la clase trabajadora. Pero sé que esto es imposible de convencer con las herramientas actuales.

Hay pues que edificar un discurso distinto, unas ideas y planteamientos sociales diferentes, y explicar con soluciones reales qué es la izquierda y a quien debería defender. Si a la izquierda no la votan los que dependen de un sueldo bajo y unas condiciones laborales muy malas, es que algo está haciendo muy mal esa izquierda.