Páginas

29.4.19

Embajadores de gala, para recibirse y presentarse

En la España moderna y actual todavía se dan estos anacronismos curiosos. Es el Ministerio de Asuntos Exteriores, junto a la Plaza Mayor de Madrid, que cuando llega un nuevo embajador a nuestro país hay que hacer el teatro protocolario de llevarlo en coches de caballos profundamente engalanados para la presentación de embajadores. 

No lo entiende bien ni el caballo…, y el cochero sí, pues además de ser su trabajo, va en el sueldo. Es la España que mantiene los siglos pasados, por el qué dirán. No somos el único país europeo.