Páginas

10.4.19

Redes Sociales, reflexión, responsabilidad, cambios en el consumo

En los últimos meses se nota un reforzamiento del papel PSOE más El País, unas nuevas actividades en Redes de la confluencia libre y diferente entre las izquierdas más reflexivas, y que andan (casi) por el mismo camino entre algunas Fundaciones del PSOE y El País. Eso debe dar unos frutos lógicos si son capaces de ser rentables y por ello seguir vivas.

Y curiosamente se nota también una tendencia de la sociedad a volver a leer artículos más largos, y a publicarlos por eso mismo, porque los leen. ¿Es una vuelta a la normalidad? ¿a los viejos tiempos?

Es cierto que abrazar las Redes Sociales como un elemento nuevo ha sido interesante y facilitador. Pero hacerlo “a cambio y suprimiendo” otras actividades que ya teníamos para estar informados y formados es un claro error y por ello se nota una reversión a los métodos viejos. Y esto llevará también a que las propias Redes se adapten a lo que los usuarios soliciten o consuman.
Las Redes deben ser una nueva herramienta, libre y seleccionada por cada uno de nosotros para nuestro beneficio. Nunca la boca por donde nos entra la manipulación y el control de nuestras vidas privadas y nuestras decisiones de todo tipo. 

El “gratis total” es a veces muy caro y peligroso.
España y Europa necesita calmar y templar los ánimos. No podemos estar inmersos siempre y constantemente en las violencias verbales, en las tonterías de vendedores de plazas públicas, en los insultos aunque sean hermosos, en las mentiras y promesas que antes de nacer ya se saben imposibles.

Lo de menos es saber quién será el responsable de tirar a la basura estas prácticas, lo de más es hacerlo cuanto antes. Desde la derecha también se necesita una reflexión sobre los modos y las formas. No se trata de decir que.: —Ellos verán— pues en ese “ellos” estamos todos, nos guste o no.

Es necesario que tras mayo venga la calma, la gobernabilidad responsable, la aceptación de que los problemas hay que resolverlos como se han hecho desde hace muchos años, con el diálogo sereno y la responsabilidad bien regada y repartida, y que lo importante es trabajar por el futuro.