Un taxista de Málaga, presunto autor de los disparos a políticos en fotografías

Los imbéciles de (presuntamente) Málaga que se graban disparando con sus poderosas armas a políticos son mucho más que tontos que alardean de su violencia. Son sobre todo personas que se creen impunes y que pueden jugar a matar. 

Y si eso no somos capaces de cortarlo de raíz, nos encontraremos más pronto que tarde con un efecto contagio que ni a los propios taxistas de Málaga les va a parecer bien.

Podemos pensar que es una imbecilidad, pero por menos hemos metido a la cárcel a vascos en otros tiempos. Así que tengamos cuidado con dejar impunes ciertas sobradas violentas, pues luego nos quejamos cuando ya no hay remedio.