¿Porqué comprar un MAC de Apple en vez de otro tipo de ordenador?

Los que utilizamos ordenadores MAC, desde hace años o desde hace días, no nos preguntamos nunca esto. No entendemos que puedan existir otro tipo de ordenadores. ¿Existen de verdad?
El sistema operativo de MAC es lo que los convierte en especiales, pero el diseño de los productos de Apple es lo que nos hace especiales a nosotros, los compradores.
Cuando vemos a un amigo, enemigo o famoso con un MAC sabemos que estamos delante de alguien con un toque especial, que sabe valorar esa diferencia. Alguien que ha soportado bien las explicaciones y las críticas, cuando anunció qué tipo de ordenador se va a comprar. Hay que ser muy duro para no dejarte llevar por la presión.
Un MAC no es más caro que otro ordenador, si lo comparamos en igualdad de primera marca y de componentes. Es una máquina con muy pocos problemas tanto de hard como de soft, que permite estar trabajando con lo que realmente deseas, el ordenador, sin perder tiempo ni en cuelgues ni en problemas que no entiendes. No se formatea su disco duro, excepto en casos de mala suerte. Admite las perrerías como ninguna otra máquina.
Hasta ahora es una máquina libre de virus (ya toco madera) y eso es una gran ventaja, además de que en la actualidad es ya un ordenador con todo tipo de soft excepto en juegos, en donde todavía está coja, compensando este problema con su excelente rendimiento en programas de música, vídeo o multimedia.
Yo tengo un portátil iBook, que desde hace hoy 4 años, lleva encendido sin apagarse. Las 24 horas del día. Siempre está o en reposo o en activo, pero lo tengo que reiniciar yo mismo cuando al cabo de algunos meses veo que rinde algo peor porque la ram se ha ido troceando excesivamente.
Hoy como es su cumpleaños, le pongo una entrada, de regalo. Para que no se me queje.
La última persona con la que discutí dialécticamente en persona, llevaba un MAC en la mano, y ella no sabía que yo usaba MAC desde hace ya más de 15 años. Os juro que me costó discutir con ella, porque lo que me pedía el cuerpo era preguntarle por la máquina. Los ojos y el pensamiento se me iban tras el logotipo.
Si, estamos locos.
Por eso también debemos comprar un MAC, porque nos vuelve locos, y a veces eso es bueno.