Hoy toca leer un relato sobre Montemolín

Hoy les dejo un pequeño relato que tuve que hacer deprisa y corriendo para un encargo. No soy de los que dejen que sus escritos de lean con facilidad, aunque si que me gusta bastante escribir.
Mi timidez y mi nula autoestima como escribidor hace que sólo un trabajo mío se haya publicado y además con el nombre de mi mujer, para que nadie supiera que era mío.

Les dejo pues este relato, y espero que al menos no les produzca ganas de no volver a leer nunca. Que yo sea mal escribiente, no quiere decir que no haya maravillas en las librerías, esperándoles. Lo pueden descargar del enlaca de abajo. Gracias por leerme.