¿Es posible cambiar a un horario laboral de 4 turnos en donde se trabajen sólo 12 días al mes?

Cuando en una empresa se plantean cambiar los horarios para hacer turnos, sobre todo si hay que organizar el cuarto turno, para trabajar festivos y las 24 horas del día, hay la sensación de que todo se complica. Ahora se plantea en Madrid la posibilidad de que los Grandes Centros Comerciales abran las 24 horas durante 6 días.
Veamos un horario de ejemplo.
En este horario, sólo se trabajan 3 días a la semana, se tiene fiesta todos los domingos, y tras un fin de semana de 48 horas libres, viene otro de 84 horas libres. Y no nos pasamos de las horas anuales. Casi.
El horario (aquí está el truco) es de 12 horas al día. El total del ciclo son 12 días.
1 día de 6h a 18h del L
2 día de 6h a 18h del X
3 día de 6h a 18h del V
4 día de 6h a 18h del M
5 día de 6h a 18h del J
6 día de 6h a 18h del S
7 día de 18h del L a 6h del M
8 día de 18h del X a 6h del J
9 día de 18h del V a 6h del S
10 día de 18h del M a 6h del X
11 día de 18h del J a 6h del V
12 día de 18h del S a 6h del D
Durante todos los días la empresa está funcionando las 24 horas, excepto los domingos.
Las personas disponen durante 8 cambios de turno, de un descanso de 36 horas, durante 2 cambios de un descanso de 84 horas, en otro cambio un descanso de 48 horas y en el último de un descanso de 24 horas.
¿Cuánto tiempo trascurre en tu horario desde que sales de la empresa hasta que vuelves a entrar?
Si solo trabajas 12 días cada 28 ¿cuánto te ahorras en viajes al trabajo, tanto en tiempo como en coche o transporte?
Este horario es un pequeño juego demostrativo de que es posible tener horarios más lógicos que los actuales, en donde prima el horario partido y la pérdida de tiempo en trayectos absurdos. Se dirá que 12 horas continuadas son muchas, y efectivamente para según qué trabajos son muchas. Este no es un horario universal, es simplemente una idea que solo demuestra que se puede estudiar nuevos sistemas de trabajo. En Europa ya se estila ampliar los horarios de trabajo diarios, para diponer de más días de fiesta a la semana.