Cómo funcionará el Banco Malo, ayudando a los Bancos Enfermos

Ya tenemos datos teóricos del Banco Malo, ese nuevo banco que nace podrido para lograr más beneficio a los que quieran jugar dentro de él. Veamos algunos apuntes para ver si es negocio y por donde esperan sacar dinericos, los especuladores de siempre.

 Los primeros datos apuntan a que de media adquirirá activos inmobiliarios con un descuento del 63%. Será de un 54% para obra nueva sin vender y un 80% para el suelo. Y además apunta que en el horizonte de 15 años esperan obtener una rentabilidad de un 15% con estos activos que compran a medio precio. El Banco Malo se llenará de suelo y pisos que no quieren tener los Bancos Enfermos.
Veamos algunas consideraciones.
Llevarse activos inmobiliarios de unos Bancos Enfermos a un Banco Malo, al precio del 63% supone que los Bancos Enfermos tengan que provisionar unas pérdidas de un 37%.
Pensar que se puede sacar unos beneficios del 15% de esos activos inmobiliarios quiere decir que se tendrán que vender al 78% del precio actual. Solo una rebaja del 22%, muy poco para que se puedan vender, excepto que se espere que la inflación de esos 10/15 años conviertan los precios en más bajos, por efecto de esta.
Nadie habla de que debe bajar el precio de la vivienda de manera rápida para reactivar el mercado, pero curiosamente a los bancos les tendremos que cubrir el agujero entre todos los ciudadanos, desde es 100% que tienen apuntado en sus contabilidades al 63% medio, con un rescate que pagaremos, que ya estamos pagando. Y tienen el coraje de plantear que con estos cambios hacia el Banco Malo, algunos ganen de entrada un 15%, si son capaces de creer en el negocio de este planteamiento de Banco Malo y entrar como accionistas a jugar con lo que han perdido los Bancos Enfermos. Jope.
Si este Banco malo está formado por las mismas empresas o accionistas que ahora tienen los Bancos Enfermos, se encontrarán con las ayudas de todos nosotros para cubrir sus agujeros y además un 15% de beneficio por vender la basura que le cubrimos todos con el rescate.
Con dinero público, de todos, cubrimos sus trampas, pero no nos hacemos dueños de nada. Solo las ponemos, pero sin que la vivienda comprada sea púbica para poderse vender o alquilar a precios bonificados para las personas que tienen que pagar las trampas de los Bancos Enfermos, con dinero de impuestos. Joder que listos son algunos.