Empieza el fútbol en España con 3.500 millones de deuda, 750 con Hacienda

Empieza la liga de fútbol 2012 en España con unas deudas de los equipos de Primera División impagables y sin solución. Recordar solo que se adeudan a Hacienda (es decir a todos nosotros entre los equipos de Primera y Segunda División) unos 750 millones de euros, que se acordó pagar antes del año 2020 o de no hacerlo perderían la clasificación aquellos equipos que no hubieran podido pagar sus deudas públicas. Tremendo miedo, pues con no pagar ninguno solución resuelta. ¿Quién se atrevería a descender a Segunda a una docena de equipos de Primera de renombre en un negocio manejado por unos pocos pero que representa grandes beneficios privados?

El Barcelona debe unos 48 millones. El Levante 23 millones. El Atlético unos 155 millones. El Español 24 millones. El Rayo 21. El Sevilla 18. El Mallorca 17. El Betis 35. El Santander unos 12. El Zaragoza 33. El Deportivo 90. Osasuna 28. Del Real Madrid dicen que cero. En total por los equipos de Primera División unos 490 millones de euros de grandes dispendios, fichajes absurdos que se han ido escapando entre personajes que dirigen o compran y venden, mientras que entre todos tenemos que soportar estas deudas sin sentido. Otros 185 millones de los equipos de Segunda División más otros 78 millones del resto de equipos. 

Deuda a Hacienda que en el año 2008 fue reconocida en 607 millones de euros en respuesta parlamentaria y que en plena crisis ha seguido aumentando en otros 150 millones más. ¿Podemos los ciudadanos sin trabajo recurrir a las mismas facilidades para no pagar nuestras deudas con los bancos o con Hacienda? 

¿Pero cuanto deben realmente los equipos de fútbol españoles a todas las instituciones, bancos, jugadores, técnicos o similares? Pues la nada despreciable cifra de unos 3.500 millones de euros. Las grandes estrellas de fútbol que juegan en España son trabajadores multimillonarios de empresas casi todas en ruina. Juegan en la mejor Liga del mundo, pero también la más morosa.