Se limpia RTVE de periodistas progresistas en otro alarde de inteligencia

La periodista Ana Pastor ha sido despedida de RTVE como ya imaginábamos, por ser periodista y progresista. Una forma de despido muy sutil entre los bobos que no saben gestionar la inteligencia.
Ningún favor hubiera sido mayor en este asunto para el PP que mantener a Ana Pastor en su puesto. Pero la profesionalidad de los que ordenan brilla por su ausencia. Tienen perfecto derecho a realizar lo mismo que de alguna manera han ido haciendo otros gobiernos, tal vez con menos contundencia y alevosía que en esta ocasión, pero con parecido resultado final.
Sale perdiendo RTVE que pierde credibilidad junto al PP. Gana Ana Pastor que gana credibilidad de forma gratuita y por el simple hecho de ser despedida por el PP. Y más con la que está cayendo en el PP, que no dan una a derechas; perdón, a derechas si, pero a derechas torcidas.
Pero sobre todo el gran error de la gente del PP que los comete —que no son todos—, es haber avisado que en cuanto entraran a gobernar se cargarían a la periodista. Eso es un error más en su haber y van…?
Yo no voy a explicar lo que deberían haber hecho, pues para equivocarse ya se bastan ellos solos, pero hay ejemplos de otras ocasiones en la que los cambios se hacen con inteligencia política y dosificando los esfuerzos mentales para salir trasquilado. En fin, que hay que cambiar con urgencia a los asesores de comunicación del PP, que los han debido comprar en un todo a 100 chino, me temo.